viernes, 19 de abril de 2013

124 Natalicio de Adolf Hitler




Natalicio de Adolf Hitler
Texto por Thryer Anntharez


Camaradas, hoy, en este día, recordamos con orgullo y profundo amor al hombre mas grande que dio Occidente en los últimos 1000 años, un patricio, un noble hijo de su Pueblo que solo supo de servicio y entrega incondicional hacia el mismo.

Es todo un orgullo para nosotros afirmar que somos Nacionalsocialistas, intentando caminar el camino por el señalado. No existe otro Nacionalsocialismo que el creado por Adolf Hitler y sus camaradas. Otros intentan llevar esos honores pero es deber nuestro mantener la llama encendida.

Ninguna doctrina realizó por la labor divina lo que el NS hizo, aun cuando esta nunca lo admita, el Papa Pío XII lo vio y dijo:

Hitler lucha no solo por Alemania, lucha por todos, incluso sus enemigos, porque si el frente oriental se derrumba, será el fin del mundo occidental.
Y tenía absoluta razón.

La civilización occidental murió en 1945, cuando triunfó una Ideología materialista, oscura y decadente. Hitler fue el ultimo grito de guerra de una Europa que estaba decidida a vivir y recuperarse de los venenos nacidos de su mismo interior, pero fracaso, y eso es la mayor tragedia que sufrió nuestro pueblo.

Con el fracaso de Hitler, murió lo más grande y noble que el mundo podía ofrecer.

Con la muerte del Führer Adolf Hitler se fue la luz.

Y solo nos dejo unas pequeñas llamas.

Nosotros solo somos ciegos en una caverna, manteniendo viva una pequeña llama y eso no es poco, pues en las épocas mas oscuras es cando más valientes hay que ser, más fieles a uno mismo, a su estirpe, a su raza, a sus sueños.

Nosotros no luchamos para vencer, luchamos para sobrevivir.

Somos los hombres de la Noche Oscura, con una vela en nuestras manos, rodeados de sombras siniestras y fantasmas, a la espera de los Hombres del Gran Mediodía, los hombres que llenara de luz una vez más nuestro mundo.

Nuestra lucha no es poca, pero si muy peligrosa.
Estemos a la altura de tan importante misión.

Si nosotros fallamos, nuestros enemigos vencerán, porque los del mañana no recibirán una Nacionalsocialismo genuino.

Ser Nacionalsocialista no es para cualquiera y mucho menos para los pusilánimes que adoran las posturas y las poses soberbias.

Nosotros, los que estamos hechos de un metal mas duro que el acero, los herederos de los cantos wagnerianos de Sigfrido, Parsifal y Lohengrin, sabemos que estaremos siempre solos, como lobos , pero dueños de nuestro Destino y los únicos responsables de nuestra victoria.

Pues en esas características donde un verdadero Ns demuestra su valía, cual un antiguo caballero en busca del Sagrado Graal, la resistencia, el honor, la valentía y el arrojo perpetuo en aras de ese nuevo Graal que es el espíritu revolucionario que reemplaza al putrefacto espíritu de la pesadez, como diría el filosofo del Martillo, que es el burgués, el cómodo y el enano que solo se siente atraído por el placer hedonista de la aceptación de una sociedad hedonista.

Nosotros siempre seremos enemigos del nibelungo Alberich y su renuncia al Amor por el Oro.

En ese combate supremo, que el gran poeta de Bayreuth supo dramatizar como nadie, es el terreno donde nuestro espíritu renace y muestra sus virtudes, y porque no?, también sus defectos, pues ser fuerte es saber cuales son nuestras flaquezas y vencerlas.

Ser fieles a uno mismo, ese es nuestro compromiso y nuestro lema, no debemos permanecer en pie en un mundo en ruinas, a la manera de Evola, no, en absoluto, un Ns no aspira a cabalgar el tigre, sino quiere matar al tigre y de su piel hacer una alfombra   que será colocada en la entrada al Panteón de los héroes que algún día, a eso lo se en mi corazón, será erigido.

Leer los textos Ns es un deber, no por una cuestión de saber más de la ideología, que solo eso ya lo hace meritorio, sino porque en días de flaqueza, uno aprende a continuar y sabe que la vida tiene un significado. Se muy bien lo que es regresar con el cuerpo cansado, la mente sofocada, el corazón rebosante de pena y fracaso, tu dolor hermano es también mío, pues ocupas un lugar en mi corazón, debido a alguna extraña conjunción de lazos de índole misteriosa, y tu pensamiento de que junto con otros camaradas, las cosas serian mas llevaderas, lo comparto de manera absoluta.

Yo, en esos momentos de suprema soledad y sofocación, solo encuentro fuerzas en los versos del Poeta:

Es éste el lugar adecuado.
Quede claro que lo que me ha traído
desde lejos a Núremberg
ha sido, sólo, el amor al arte.


Esa frase pertenece a los Maestros Cantores de Nuremberg y ejemplifica que el verdadero motivo para vivir es el Arte y que solo bajo esa premisa se entiende cabalmente la esencia del Nacionalsocialismo, vivir con el Arte, por el Arte y para el Arte, en una Comunidad donde el amor y no el Oro determine la valía de un hombre, el Amor al Arte, a su Raza, a su Pueblo y el ejemplo mas claro fue y será siempre Hitler, un enamorado de todas las cosas que acabo de mencionar.

Camaradas, fuerza y valor, yo desde la lejana patria mía, les envío mis saludos y mis deseos de que el Destino sea benévolo con todos y depare días más venturosos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario