jueves, 18 de abril de 2013

Adolf Hitler-Sucedio En el Bosque de Artois

Primavera de 1916. Artois (Flandes). Según un suceso verídico

Erase en la espesura del Bosque de Artois...
en la profundidad del bosque, sobre un suelo borracho desangre
yacía tumbado un combatiente alemán herido
Y sus voces resonaban en la noche
En balde... Ningún eco respondía a su llamada de aviso...
Debía desangrarse con libertad igual que una pieza,
herida de muerte que revienta en soledad.

Entonces repentinamente...
fuertes pasos se aproximan desde la derecha.
Se escucha como apisonan el suelo del bosque
Y nueva esperanza le germina desde el alma.
Y ahora desde la izquierda...
y ahora por ambas partes...

Dos hombres se aproximan a su lugar de sufrimiento
Es un alemán y un francés.
Y ambos se contemplan con vistazo de recelo riguroso
Y sostienen el amenazante fusil dispuesto.
El alemán pregunta:
"¿Que haces aquí?"
"He acudido a la mas pobre de las llamadas deauxilio"
"¡Es tu enemigo!"
"¡Es un hombre que sufre!".

Y sin decir nada, ambos bajan el fusil.
Luego se trenzan unas con otras las manos
Y elevan cuidadosamente con los músculos tensionados
Al combatiente herido, como con una angarilla.
Y de mutuo acuerdo le transportan a través del bosque
Hasta que llegan a la línea de centinelas alemana.
"Ahora esta conseguido. Aquí estaras bajo fielatención"
Y el francés se gira encaminándose hacia el bosque.
Pero el alemán le retiene la mano,
le mira conmovido con ojos preocupados y melancólicos
Y le dice con la seriedad del grave presagio:

"No conozco lo que el destino nos reserva,
lo que reina impenetrable en las estrellas.
Tal vez caiga como víctima de tu bala.
Acaso te extienda la mía en la arena.
Porque confuso es el acaso en la batalla,
Como quiera que sea y quiera también venir
Vivimos las sagradas horas,
que solamente en su humanidad encuentra el hombre...
Y ahora ¡Adiós y que Dios te conserve!"

No hay comentarios:

Publicar un comentario