viernes, 31 de mayo de 2013

La Juventud Actual:¿La Rebeldia Hedonista?




LA JUVENTUD ACTUAL: ¿LA REBELDIA HEDONISTA?


Es una propiedad innata de la juventud el sentido de ‘rebeldía’ contra lo que encuentran establecido, actitud que es incluso genéticamente positiva, puesto que pretende en sí la mejora y el cambio frente a la actitud conservadora de la madurez.
Por ello ha sido siempre la juventud el ariete de los cambios, aunque las ideas y las propuestas  concretas las hayan movido a menudo intelectuales o políticos ya mayores.
Ante esta realidad toda revolución debe imbuir en la juventud la mayor de las ilusiones, creando así una fuerza invencible, una juventud idealista que lucha por ese cambio positivo que se propone, sea real o no después en la concreción práctica.
Pero por esa misma razón la juventud, si es llamada a una actitud negativa también genera la punta de lanza de la decadencia, las formas más extremas de brutalidad o de corrupción moral.

Fueron jóvenes llenos de odio los que aplaudían a los carromatos llenos de personas camino de la guillotina francesa, los que quemaban iglesias y violaban monjas en la España de 1936, los que arrasaban granjas y agricultores en las purgas de ’propietarios’ soviéticas.
Y son jóvenes los que piden drogas, bailan como locos bajo efectos del alcohol y reclaman todo tipo de vicios sexistas en las noches de la sociedad capitalista.
Hoy la juventud quiere ser ‘rebelde’ y el sistema lo sabe, por ello ha establecido el camino adecuado para canalizar esa rebeldía natural: el hedonismo desembocado, el placer buscado por todos los medios, la violencia ciega, quemar lanzar piedras, para luego ir al baile sexista, el ruido rítmico y la droga.
El gran reto del sistema es evitar que esa rebeldía juvenil natural se encauce en una actitud contraria, la seriedad de la lucha, la actitud heroica, el sacrificio y la fuerza de voluntad, la disciplina activista … todo aquello que podría derribar su mundo del dinero, al enfrentarlos a los anti valores propios de ese hedonismo económico que domina el mundo.
Por ello uno de los graves peligros de la lucha alternativa revolucionaria, incluso la orientada en posiciones nacional-socialistas, es que aunque las ideas fueran en teoría ‘correctas’ la fuerza juvenil se oriente en el sentido de una rebeldía hedonista, copiando esas formas que el sistema propone como ‘rebeldes’ y que no son más que el camino degradante de la bajeza violenta pero sin la calidad humana que es lo podría hacer peligrar al sistema.
Cuando vemos a los jóvenes de las Hitlerjugend o de las chicas de la BDM del III Reich no vemos a gamberros, bailando rítmicamente bajo el alcohol ni buscando un sexismo ruin como diversión, vemos una juventud alegre y fuerte, disciplinada y dispuesta a sacrificarse por la comunidad, dispuesta a trabajar para ayudar a los demás, no para distraerse ellos en su placer. No destruyen las calles ni piden pornografía o legalizar drogas, sino piden trabajo para construir un futuro, eso si, libres de la usura y de la opresión del dinero.
Por ello los nacionalsocialistas no debemos pedir primero a nuestro jóvenes camaradas que lean y aprendan IDEAS, sino que aprendan y cumplan forma de conducta, que fortifiquen el carácter y sus formas de ocio, que sepan dominarse y vencer sus vicios, que alcancen primero calidad humana antes que ideas políticas. Sin el cambio del Hombre, no hay cambio de sistema.
Antes de leer deben limpiar de basura los campos y barrios o ayudar a vecinos con problemas, antes deben saber apoyar a sus padres ancianos que pedir ideologías.
Si algún día logramos derribar al sistema demo-capitalista no será con hedonistas llenos de ideas sino con trabajadores dispuestos a sacrificarse por la comunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario