lunes, 22 de julio de 2013

Impersonalidad , Culto A La Personalidad y 20 de Abril





IMPERSONALIDAD, CULTO A LA PERSONALIDAD Y 20DE ABRIL

Ningún marxista ni comunista celebra la fecha de nacimiento de Marx, Engels, Lenin, Mao o Stalin, y ningún pais ni grupo demócrata celebra la fecha de nacimiento de Rousseau, Daton, Churchill, Mirabeau, Roosevelt, ect…..
En cambio nosotros los Nacionalsocialistas tenemos en el 20 de Abril una celebración obligada… Nuestro caso no tiene tampoco nada que ver con el ‘culto a la personalidad’ que se manifestaba en la URSS de Stalin, en la China de Mao, en la Rumania de Ceaucescu,donde los palaciegos debían celebrar con grandes manifestaciones y alabanzas el cumpleaños del dictador omnipotente, so pena de ir a parar a la tumba, o por lomenos perder todas las prebendas de la nomenclatura en el poder. Una vez perdido el poder ya nadie recuerda el nacimiento de Mao o Stalin…  mientras que nosotros, sin poder alguno,sacrificando tiempo, medios y esfuerzas, incluso en peligro legal a veces, sinque nadie nos lo agradezca y recompense, celebramos siempre el 20 de Abril.
¿Cuál es la razón?, ¿es que somos fetichistas de Hitler o creemos que es un ‘dios’ como loscristianos al celebrar en Navidad el nacimiento de Cristo?. Nada de eso, paracomprender el por qué profundo del 20 de Abril debemos entender la visión de lapersonalidad en el Nacionalsocialismo.

La democracia (sean de derechas o marxista) no solo no creen en la personalidad sino que lareduce al ‘número’, al voto, a la igualdad, y no da importancia a la vidaprivada, a la personalidad de cada uno cuando se trata de política, de acciónen la comunidad, sino que valora solo el voto obtenido. Así tanto Rousseau,Daton, Churchill, Mirabeau, Roosevelt como muchos de sus dirigentes, eranpersonalmente gente de muy baja calidad, Danton un ladrón confeso, Churchill unalcohólico enamorado del lujo, cada uno sin ninguna sensibilidad artística, sinmostrar amor alguno a la naturaleza, a menudo con unas vida privadas familiaresmuy lamentables, pero todo ello no importa si apoyan la igualdad y logran elvoto de una cantidad, no de una calidad.
La democracia como sistema no se basa en personas de alta calidad sino en el poder del dinero en manos de una ‘élite de usureros’, que mediante la propaganda y la Banca logran el control de los políticos… de esa forma la calidad humana no cuenta, sino solo o su dineroo su obediencia al poder del dinero, su ‘gestión’ acorde al poder realsuperior. La ‘Impersonalidad’ es una norma en la democracia, donde el quealguien sea excepcional, honrado y artista no tiene valor frente al que tienedinero o logra votos por el apoyo del dinero. El ‘hombre del Partido electoral’no necesita ni se le pide una vida ética y sensible, sino una obediencia a laigualdad del voto y al poder del dinero.

En el comunismoel ‘culto a la personalidad’ se ha dado de una forma increíble durante el podertiránico de algunos de sus dictadores más sangrientos y neuróticos. Llamamos‘culto a la personalidad’ lo contrario a la ‘personalidad’. Ahí se alaba yadula al ‘poder’, no a la persona. Stalin o Mao tuvieron una auténtica corte debufones aduladores, masas dedicadas a su adulación en ‘su aniversario’, peroninguna de esas adulaciones superó la muerte o la pérdida de poder del adulado.
En realidad, yeso es esencial para entender el 20 de Abril, Stalin, Mao, Ceaucescu o eltirano de Albania (de cuyo nombre ya nadie se acuerda ahora), eranpersonalmente gentes de una calidad tan ínfima que parece mentira que lograsenalgo. Todos ello fueron semi analfabetos, jamás les interesó ni el Arte ni la Naturaleza, maltratarona sus esposas como Mao o Stalin, asesinaron a sus aduladores a la más mínimaduda o contradicción. Mao estuvo rodeado de prostitutas, Stalin no teníaconocimiento alguno de artes ni mostró interés alguno por alguna facetasensible.
No hay pues‘personalidad’, sino ‘Poder’ en el ‘culto a la personalidad’ del comunismoextremo, que tiene hoy aun su paradigma en el neurótico régimencomunista-hereditario de Corea del Norte.

Frente a todoello el Nacionalsocialismo centra su visión del mundo en la Personalidad, en lapersona como ser humano, en su Calidad. Ni su cantidad ni su poder son la base,sino su calidad.
No celebramosrealmente el 20 de Abril solo el nacimiento del fundador delNacionalsocialismo, sino que esta fecha es en realidad un Homenaje a la Persona, al Estilo del SerHumano.
Si Hitlerhubiera sido solo un gran teórico y un gran revolucionario, podríamos celebrarsus triunfos pero no su nacimiento, no su ‘persona’. Así celebraríamos el 30 deEnero pero no el 20 de Abril. Y yo añadiría que si Hitler hubiera sido unborracho millonario como Churchill o un prostituto maltratador como Mao, yo nocelebraría ni el 20 de Abril ni el 30 de Enero, pues los triunfos de losmalvados, no me interesan ni siquiera si son válidos como ‘políticos’… de la mismaforma que hoy no tengo simpatía alguna por esos presuntos camaradas que llevanuna vida de borrachos y gamberros, corruptos en sus negocios, infieles en sufamilia, pero escupen palabras ‘nazis’, ellos no son dignos del 20 de Abril.
Hitler fue unapersona extraordinaria, no solo por su aspecto político. Y cuando la Historia une de forma muyrara, casi de forma excepcional, un gran Hombre a una Revolución (política oartística), es cuando hay que celebrar la fecha del nacimiento de ese granHombre.
Enamorado de la Naturaleza en todas susfacetas, practicante de varias artes, pintor correctísimo, apasionado por lamúsica hasta intentar componer una ópera, arquitecto diseñador de inmensosmonumento de un arte nuevo totalmente, persona de una enorme sensibilidad,vegetariano por amor a los animales, dedicó el dinero que ganaba a montar unMuseo de Pintura en su ciudad natal, delicado con las mujeres en todo momento,incapaz de groserías, ni fumaba ni bebía alcohol, Hitler fue un ejemplo comopersona y además trató de llevar a la comunidad esa elevación personal, esa esla esencial de la revolución Nacionalsocialista.
Y este es otrotema esencial en nuestra celebración: hay muchas, afortunadamente, personas degran calidad humana en nuestra raza, y en la humanidad en general, gentessensibles, bondadosas, amantes de las artes y la naturaleza, gentes inclusogenerosas con los necesitados, pero Hitler añade una característica que es muyrara, la de sacrificarse por su Comunidad, luchar por todos, no por su propio interéso por los necesitados que conoce, sino por todo su Pueblo. Establecer una Revolución para sacar a todos de la decadencia y la miseria moral y material. Y por ello no solo luchó toda su vida, sino que murió por ello.
De la misma forma los wagnerianos celebramos el 22de Mayo de 1813, pues en Wagner se resumen las mismas características de unavida de Héroe al servicio de una Revolución artística para Redimir al Pueblo,Wagner no es solo un artista, sino que luchó por una humanidad sensible ysuperior a través del Arte. Y por ello se sacrificó hasta lo indecible, searruinó y murió trabajando en ello.
Y por eso celebramos el 20 de Abril, no solo para recordar a un hombre sino para recordarun Persona que quiso hacer de los humanos algo superior, elevarlos a Personaspor el Arte, la sensibilidad y la Etica.
Hitler no fue un dios, ni infalible, sino solo una Persona que se sacrificó para lograr una humanidad mejor. Por eso, hoy, ahora, cuando nadie nos lo recompensará, sininterés material alguno, nosotros celebramos el 20 de Abril, con el optimismode saber que hay una opción para salir de esta sociedad decadente y lograr quelas gentes de nuestro pueblo sean mejores, ni mas ricos ni más iguales, sino Mejores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario