domingo, 13 de octubre de 2013

Nuestra Naturaleza-Andres Marquez



Nuestra Naturaleza


"¡Qué trabajo le cuesta al hombre desprenderse del hombre!"
                                                                                                               Leon Degrelle


Es tan certera esta frase! Muchas veces me sentí así, y muchas veces sentí en mis venas afiebradas el llamado, pero por otras razones, las desoí, pero no ahora, cuando mas necesito ser yo y no lo que otros esperan que sea, y les digo a todos mis hermanos ,que cuando la hora de cada uno llega, lo hace con el ímpetu de un tumultuoso río de montaña, que trae el agua fresca y cristalina para el sediento, y así me sentía en una época, sediento de una sed que solo ahora puedo empezar a saciar.
Es nuestra hora, y por eso no debemos dudar, no debemos dejar caer nuestros brazos, aun cuando cada día traiga solo sinsabores, aun cuando cada noche solo nos traiga algo de descanso, es en ese momento de desasosiego que debemos retener en nuestros corazones los ideales que de a poco aprendemos todos los días y debemos creer en nosotros mismos y en nuestras cualidades, saber que allá afuera debemos ser como lobos en piel de corderos, y que nuestra lucha no será corta ni tranquila, pero sabemos que tarde o temprano, la victoria coronara nuestros esfuerzos.
Es de noche y aun sueñan los héroes el sopor del olvido, pero nosotros seremos como el viento, y les diremos a nuestros amigos:"bienvenidos a la lucha”, es desde esta hora en la que  haremos tronar la tierra con nuestro caminar, y los héroes del pasado glorioso despertaran de su sopor y se unirán a nosotros llenando nuestros corazones de pasión y sueños, pues sin ambos la vida no vale la pena ser vivida.

Me estremezco al pensar en los días por venir, en ese futuro donde nuestros hijos vivirán, pues es por ellos que también estamos en la lucha, nuestra lucha no es solo para nosotros, sino para las generaciones por venir, para esos hijos e hijas del nuevo mundo que les traeremos con sangre, sudor y valentía.
Hoy, como antes, sentimos la llamada en nuestra conciencia, no debemos desfallecer ni dejar que nuestro sacrificio sea estéril, debemos estar unidos por la misma idea: crear un nuevo mundo donde nuestros hijos puedan vivir libres.
Se que poderosas fuerzas se erigen ante nosotros, una vez mas como lo hicieron en el pasado, pero no nos vencerán!
Se que, como antes se maquinaran mentiras sobre nosotros y muchos caeremos en esta lucha, pero debemos ser mas fuertes que el acero!!
Se que ,como antes tendremos a muchos a nuestro lado, apoyándonos, dándonos fuerzas, intentando emular nuestras hazañas, y es nuestro deber ser un modelo para ellos!
Nuestros héroes nos miran y son nuestra guía, el faro resplandeciente que nos lleva a  casa.
Nuestro mediodía ha llegado, y armados de nuestra salvaje sabiduría, descenderemos hacia las ciudades desde profundos bosques, como un sol ardiente.
Ahora les pido, oigan el llamado! Dejen los titubeos atrás, levanten la mirada a los cielos, donde las águilas aun vuelan libres, y empuñando la gloriosa bandera con la Swástica, luchemos hasta que la victoria corone nuestros esfuerzos!

Sieg Heil!
Sieg Heil!
Sieg Heil!

No hay comentarios:

Publicar un comentario