viernes, 30 de mayo de 2014

La Juventud:El Ocio Como Formación Actual




LA JUVENTUD: EL OCIO COMO FORMACION ACTUAL


El mundo actual no desea ningún tipo de formación humana, integral, estricta para la juventud. Ni siquiera en las escuelas del sistema se trata de dar una formación como tal, seria y doctrinal. Las asignaturas de ‘Educación Cívica’ suelen ser mínimas, sin interés ni importancia, como no se la da tampoco a la educación física. Hay a menudo solo un machaque sobre el tema del Holocausto y la maldad del fascismo, y una alabanza general sobre la democracia y el progresismo, pero poco más.
Así pues parece superficialmente que el Sistema no tiene interés en una formación ideológica propia para la juventud, pero eso es solo la apariencia.
En realidad el lavado de cerebro va a ser intensísimo y constante, pero no se lleva a cabo por una formación escolar o reglada en asignaturas o cursos. No se desea que la juventud ‘piense’, tenga oportunidad de debatir o de meditar. Eso es lo último que desea el Sistema. Las clases de filosofía se anulan cada día más, y se procura que no sean profundas en absoluto.
La base es que la juventud no medite, se forme en cambio, inconscientemente, a través de la diversión, el ocio, lo superficial, la TV, el cine o las revistas.
Es a través de esas actividades de ocio promovidas por el sistema, la música de ruido y baile sexista, la propaganda superficial de la Televisión, los anti valores expresados en el cine, las revistas y los ejemplos de actrices, modelos o deportistas, pura chusma infrahumana, son todos estos temas los que mal-educan a la juventud actual sin que ella misma se dé cuenta, y por ello, no pueda meditar ni debatir esa deformación que recibe.
La recepción inconsciente de ideas y valores decadentes es una forma fantástica para generar una mentalidad dada sin capacidad de crítica o de debate, sin poder escuchar argumentos en pro o en contra, lo que impone una mentalidad de ‘recepción incondicional’ frente a la ‘formación por la reflexión’.
Pongamos un ejemplo: alno darse ninguna formación musical, cuando los jóvenes van a uno de esos mal llamados ‘conciertos’ de música bailable, rítmica, bajo una presentación normalmente sexista, se genera la creencia de que ‘eso es el arte musical’, y la mayoría de nuestra juventud no conoce en absoluto el desarrollo musical de Bach, Beethoven, Wagner etc….
Sin una formación en Arte pueden acepar que las manchas sean cuadros, sin un conocimiento de la literatura clásica pueden conformarse con leer las novelitas premiadas actuales.
Al presentárseles como ejemplos constantes las vidas repulsivas de modelos, cantantes o artista del cine y la TV, ignoran la formación que da conocer a los héroes, los ejemplos de vidas nobles y entregadas.
El ocio es hoy la verdadera escuela de deformación humana, mientras todo esfuerzo y trabajo serio es considerado aburrido y ‘anticuado’, y todo debate serio que contuviera algunas posiciones contrarias al sistema sería considerado un error ‘fascista’.
Hoy en día el debate, la contraposición de opiniones diversas es un tema ‘nuestro’, que debemos apoyar, mientras que el Sistema desea el Pensamiento Único, sin posibilidad de debate alguno, impuesto de forma semi inconsciente, sin esfuerzo, de forma que la ‘democracia’ sea la excusa para la ocultar la dictadura de los medios de la masas en la formación de la juventud.
Y los medios de masas son propiedad del capitalismo, incluso cuando son de propiedad estatal dependen de los anuncios de las grandes empresas o del poder de partidos endeudados y dominados por el poder económico.
Por eso hoy en las escuelas de valora estudiar inglés o informática pero no filosofía o Historia del Arte. La formación oficial debe dirigirse por el Sistema a lo profesional, a servir para ser un trabajador, no para la formación humana y de Valores, para eso se usa los medios de propaganda masivos basados en el ocio y la diversión superficial.
Nosotros no debemos temer el debate, la oposición a la exposición de nuestras ideas, porque si no podemos defenderlas con la razón y el debate NO son NUESTRAS IDEAS, no defendemos utopías falsas sino la Verdad natural. No hay pues que hacer como hace la democracia: condenar a prisión quien dude o debate la lamentable versión holocaústica o las razas, y censurar toda idea contraria al ‘Pensamiento único de obligada creencia’ del sistema en los medios de masas. No tenemos miedo a una formación de la juventud en el debate y la búsqueda de la Verdad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario