martes, 13 de enero de 2015

El NS en la Sociedad del Siglo XX-Ramon Bau

EL NS EN LA SOCIEDAD DEL SIGLO XXI



Dado que somos conscientes de que el Nacionalsocialismo es el ‘diablo’ del Sistema actual, el enemigo público número uno, incluso por encima del islamismo terrorista, lo que es realmente increíble (pero comprobable, pues los símbolos, y formas no violentas del islamismo radical son legales, mientras que solo la esvástica cuesta 5 años de prisión en muchos países europeos), hemos de asumir de ese hecho dos consecuencias claras:
-    Primero que ello es debido a que nuestras ideas y propuestas son las que realmente asustan al sistema, no la acción violenta, sino las ideas y la esencia de nuestra concepción del mundo. El número de acciones violentas de algunos cretinos con esvástica es mínimo… hoy los okupas o los ultraizquierda han destrozado ciudades y atacado comercios, personas, incluso a parlamentarios, y no se hacen leyes contra sus símbolos, libros o textos. Libros separatistas vascos han sido leído siempre por ETA de forma legal. No es la violencia skin o de cuatro chalados violentos fachas lo que preocupa al sistema.
-    Segundo, que por ahora es imposible la presentación pública política del NS para lograr votos o actuar de forma oficial, incluso en los pocos países donde eso sería posible en teoría. No solo por la represión legal, que seguro existiría incluso donde no es oficialmente prohibido ser NS, sino por la represión social, económica, contra los que se atrevieran a ello, y por la mentalización de las masas sobre la ‘imagen’ del NS que les impide siquiera seguir escuchando el mensaje político real del NS

Por tanto nuestra concepción del mundo es esencial, al ser realmente la anti tesis del sistema y su superación lógica, pero la acción política, incluso pacífica, para mostrarla está por ahora imposible de aplicar con realismo, al menos de forma directa, presentándose como nacionalsocialista.
Ante estas premisas muchos nos plantean dos temas: ¿Qué es lo que realmente puede aportar el NS hoy en día?, y si no es más lógico efectuar la lucha política desde posiciones no NS, que no sufran esa represión global tanto mental como física.

LO QUE DEBE APORTAR EL NACIONALSOCIALISMO HOY
Sin la existencia de grupos o personas claramente NS es perfectamente posible mantener una lucha de alternativa al sistema, lo que es evidente pues existen grupos que lo hacen hoy en día.
No es pues que creamos que solo el NS puede combatir al sistema políticamente, no somos ciegos ni tan orgullosos como para pretender esa exclusividad. Por tanto no está en la acción directa ni en las propuestas polítiqueras sobre temas del momento actual donde el NS tiene su aportación decisiva y única.
La necesidad de mantener una base Nacionalsocialista sin deformar, es debida a tres temas esenciales:

- Primero tener una referencia de Valores fija frente a la tendencia normal del comportamiento político de los grupos electorales o de acción política clásica.
Cuando un partido identitario o nacionalista del área alternativa al sistema tiene la posibilidad de un cierto apoyo popular, crece al principio en base a sus propias ideas y propuestas, hasta llegar a agotar ese primer apoyo popular, seguramente con algún concejal, o diputado en el mejor de los casos.
Pero tras ello los medios de masas al servicio del dinero inician un ataque frontal contra el partido, acusándolo de fascista, racista, antisemita, extremista, violento, etc… apoyándose tanto en mentiras como en algún miembro que hagan algún tipo de declaración o folleto susceptible de ser ‘denunciado’ o ‘deformado’ para acusarlo.
Para crecer necesitan acercarse a las ideas de gente nueva, ya que no tienen medios económicos para convencerlos de las ideas propias de forma rápida y eficaz. En ese momento es cuando se debe tomar la decisión crítica: crecer con otras ideas o mantenerse en las propias y no crecer casi nada.
Una vez dado el paso, lo demás es solo una repetición del mismo dilema, pero agravado por el hecho de que el Partido se va llenando de gentes y nuevos dirigentes productos del crecimiento con ‘otras ideas’. Al cabo de unos años los viejos camaradas iniciales son expulsados o arrinconados, o se adaptan a las ideas que traen aquellos a los que creían convencer o atraer, y que en cambio son el imán para convencerlos a ellos.
Por tanto las ideologías de los grupos políticos ‘alternativos’ actualmente se van degradando, olvidándose de sus bases iniciales, adaptándose a la mentalidad general, haciendo que las tácticas y estrategias hagan las veces de ideología.
A esto se le une las ‘adaptaciones’ que las tácticas electorales exigen, que deforman las ideas y las convierten en demagogias, máscaras irreconocibles de los Valores iniciales.
Es preciso un centro capaz de recordar, insistir y corregir entre los mejores camaradas de todos los grupos las desviaciones debidas a las tácticas y los miedos a declarar las reales bases ideológicas. Esto es algo esencial para que en un futuro no se hayan convertido nuestras ideas en un lupanar de cesiones tácticas.
Hay algunos temas, que son necesarios verlos desde la óptica ideológica NS para no desviarse absolutamente debido a la táctica electoralista o a la influencia del ambiente.

Un ejemplo actual lo tenemos en ese anti-islam salido de la lucha contra la inmigración masiva, que no tiene base alguna respecto a las causas y consecuencias reales de esta inmigración. Por motivos electorales, y a menudo para agradar al sionismo, los grupos anti inmigratorios toman posiciones islamofóbicas sin sentido. La invasión inmigratoria no está promovida por el islam, ni es solo de origen islámico. El Islam puede ir contra nuestra forma de ver las cosas, pero aun lo va más el sionismo y la decadencia actual del Sistema. No es el Islam nuestro enemigo. También es normal centrarse en temas como que la inmigración nos quita trabajo o aporta delincuencia… estos temas no son la base de la postura anti inmigratoria, aunque sean electoralmente atractivos. Pero si perdemos el sentido último de la defensa de la identidad y que la inmigración es una apuesta del capitalismo que no ayuda al Tercer Mundo en absoluto, las posturas contra la inmigración masiva solo por temas económicos egoístas es ruin y puramente materialista. No es por egoísmo de dinero por lo que nos oponemos a la invasión inmigratoria sino por su destrucción de la identidad popular y porque no es una solución verdadera a la miseria de los paises de origen.

Otro punto donde las desviaciones tácticas son siempre presentes es en la histeria de ‘defender la democracia’, muchos creen que los errores del capitalismo o del sistema actual existen porque ’no hay democracia verdadera’, para así no tener que decir la verdad: el capitalismo es la esencia y el origen de la democracia. La democracia verdadera es esta, la que hay, el capitalismo ‘progresista’.
El miedo a no llamarse ‘demócrata’ hace que los grupos por ‘táctica’ olviden esta realidad: la democracia no es más que la máscara del poder del dinero.

El Socialismo por ejemplo, es indefectiblemente ligado al tema económico y a reclamaciones monetarias, cuando el verdadero socialismo no es algo centrado en lo económico sino es una forma global de ver las cosas, la Comunidad frente al individualismo, en todos los aspectos, y sin los prejuicios de ‘clase’ típicos del marxismo, puesto que miserables e injusticias las hay tanto entre obreros como entre patronos. Y más se deforma el socialismo cuando se pretende halagar a las masas reclamando temas que cumplan con sus deseos consumistas fomentados por el Sistema. Ningún grupo se atreve a decir claramente al pueblo que la Deuda los tiene dominados, y que para eliminar esa dictadura y esclavitud hay que acabar con el sistema pero además habrá que sacrificarse, reducir nivel de vida, no atender solo al egoismo consumista. ¿Qué partido se atreve a decir a las masas que ellos han sido en parte los causantes de la deuda y la esclavitud actual, votando  a los demócratas y aplaudiendo los gastos demagógicos?.

Algo similar pasa con grupos anti sionistas que reducen el tema a denunciar al estado genocida de Israel con su política brutal contra los palestinos. No se dan cuenta de que Israel es solo la marioneta del sionismo mundial, del capitalismo y grupos de poder sionistas en USA y Europa. Sin acabar con el apoyo financiero y mediático sionista, Israel podrá siempre actuar impunemente, el centro del problema está en esos poderes económicos insertos en nuestros paises.

Así podríamos seguir exponiendo muchos casos en los que las tácticas electorales deforman las ideas básicas, los valores esenciales.

- Segundo: Desgraciadamente la decadencia provocada por el sistema no es solo política, lo que sería mucho menos grave, sino global, ética, cultural y artística.
Los partidos actuales de ‘alternativa nacional’ tienen la fuertísima tendencia a centrarse en los temas puramente políticos, y todo lo más en temas cultural-políticos, ignorando totalmente los demás aspectos fundamentales de la decadencia y los errores que el sistema ha implantado.
La cultura que apoyan los ‘alternativos’ suele ser una ‘cultura-política’, pensadores sociales más o menos de ‘nuestro lado’, pero ignoran totalmente la cultura profunda de Valores, la de siempre, de forma que fomentan conocer a Sorel o Evola, pero no a Calderón o Juan Ramón Jiménez, y resulta que en ‘Platero y yo’ hay más valores y actitud anti sistema actual que en los sesudos ensayos de Sorel. Porque el problema esencial del mundo actual es de Valores, no solo de sociología.
Así se ve la desviación de las muestras ‘artísticas alternativas’ hacia formas del sistema simplemente ‘corregidas’, como la música skin o las cancioncillas ‘nacionalistas’ que ponen letras ‘nuestras’ a música-ruido propia del sistema, o el mal gusto estético que se asume por la lucha alternativa copiando las formas ‘modernas’, creyendo así ‘acercarse’ al gusto popular, en vez de tratar de cambiar ese mal gusto inducido por el sistema entre las masas.
Muchos grupos ‘alternativos’ no van a conciertos de música clásica, ni a exposiciones o teatro clásico, porque creen que eso es poco ‘moderno’, están en el fondo infectados del estilo del sistema.
Para colmo sus aspiraciones a crecer, más que a convencer, les lleva a olvidarse absolutamente del Estilo Humano que es la base de toda revolución auténtica y profunda.
Si el ‘alternativo’ actúa en su vida normal como cualquier otro miembro del sistema, con diversiones comunes propuestas por el sistema, con el ocio y la vida personal similar a la masa asimilada a los anti-valores del sistema, no hay Revolución sino solo una farsa politiquera.
El ejemplo de Estilo es una necesidad esencial que solo pueden aportar en estos tiempos los que ignoren la tentación del proselitismo a base de ceder al electoralismo. Hay que crecer convenciendo no solo de las ideas sino de la forma de ser, y eso es lento y da poco margen de crecimiento en esta sociedad actual.
Desgraciadamente los NS también han sufrido la maldición del Sistema y ha habido ejemplos de NS bajo la más repugnantes formas de estilo. Por eso los grupos NS deben tener en el estilo de vida y actuación un cuidado igual o superior al de la ortodoxia ideológica.
El fomento del arte y la cultura tradicional de Valores no es un tema más sino una aportación esencial del NS a la revolución.

- Tercero: El Referente histórico.
Por otro lado los grupos ‘alternativos’ pretende no tener ‘antecedentes históricos’, para así no estar ligados a las críticas históricas (más bien histéricas) del sistema. Pero no comprenden que eso es un gravísimo error. El miedo a la Historia les deja huérfanos de ejemplos, de mártires, de precursores ideológicos coherentes, de héroes, de ejemplos prácticos de aplicación de sus ideas.
Por supuesto no se trata de ser ‘continuadores’ de algo salido de los años 30, sino de aceptar la referencia histórica de los fascismos, sin miedo, críticamente en lo que sea preciso, pero sin ocultarla. Debemos ser capaces de criticar los crímenes cometidos realmente por el III Reich, pero también ser capaces de defender sus éxitos y héroes, sin ocultarlos por temas electorales.
Así esas ‘alternativas’ deben buscar una serie de pensadores que nunca tuvieron el poder de aplicar sus ideas, de muy diversa formas de pensamientos, muchas veces desligados de la realidad política y otras con una conducta personal más bien lamentable.
Decir que uno de basa en Thiriart, Mosley, la revolución conservadora alemana y Ramiro de Ledesma, por ejemplo, es un auténtico coctel de variedad absoluta, muy diferentes en el pensamiento y ninguno de ellos logró implementar sus ideas en la práctica. De todas formas tampoco así logran evitar el que sean catalogados de ‘fascistas’ pero en cambio la dispersión de ‘referentes’ hace incoherente el mensaje ideológico.
Una cosa es estudiar y admirar a esa serie de pensadores y luchadores, y otra es negarse a tener historia anterior, a no asumir una evolución del pensamiento desde el romanticismo al fascismo y de éste a las posiciones actuales.
En NS y el fascismo italiano son las únicas referencias notables de aplicación real de principios absolutamente alternativos al sistema actual. Aportan héroes increíbles, ejemplos de un valor nunca visto entre otros ’pensadores’, éxitos de gobierno, arte y cultura concreta de gran calidad, y por supuesto errores históricos, pero es que toda revolución parte de una evolución revolucionaria, de un pasado, de intentos fallidos previos, de represiones y mártires, de héroes y fracasos. Pretender el vacío histórico es iniciarse ya con un vacío actual.
Por último no hay un Arte de alternativa al actual si no partimos de toda la labor artística y cultural del NS y fascismo. O nos vamos al arte del siglo XIX o tenemos que comprender que nuestro arte se desarrolló también en toda la revolución cultural y artística que el fascismo representó, plasmó en miles de obras y exposiciones, en músicos de primera línea, arquitectura comprobable, etc .
Sin los literatos y artistas ligados al fascismo la alternativa actual es huérfana de arte y cultura de referencia.
Curiosamente las demás ideologías no rechazan su origen ‘histórico’, ni la democracia ni el comunismo, no se evita la realidad del origen marxista y leninista del comunismo, ni se oculta el origen capitalista de la democracia burguesa, y sus enclaves en la revolución francesa. La democracia con sus infinitos crímenes, hambres y explotación que ha realizado siempre, el comunismo con una continua historia de dictaduras y crímenes en tiempos de paz, critican sus errores pero no los ocultan ni rechazan lo que ellos creen ver de bueno en sus orígenes.
Che Guevara asesinó a cientos de campesinos sudamericanos y cubanos, Mandela asesinó a cientos de granjeros blancos y negros sudafricanos contrarios a su partido, pero se mantienen como ‘héroes’ pese a ello por parte de comunistas y demócratas.
El ‘miedo’ al referente histórico fascista es una victoria del enemigo, que los ‘alternativos’ han aceptado porque ya están derrotados de inicio, el movimiento alternativo que acepta el lenguaje, los métodos y las bases del enemigo, ya es un asimilado.
Si no somos capaces de defender lo positivo de nuestro antecedente histórico, criticando lo negativo, si tememos honrar a los héroes y caidos por ser ‘referentes históricos’, es que ya hemos aceptado la mentalidad del sistema.
Por supuesto no se trata de una ‘apología’, del pasado, no podemos hacer política en base al pasado histórico, ni negarnos a la crítica de los errores cometidos, no somos ‘el pasado transportado al presente’, pero no somos tampoco ‘hijos de la nada’.

EL TEMA HISTORICO Y LA ACCION POLITICA
Es cierto que algunas veces el referente histórico se convierte en una obsesión, una excesiva centralización de los temas y las ideas.
Ahora bien ¿por qué en los grupos NS se usan de forma excesiva los textos y formas de los años 30?.
Este asunto es importante porque a menudo se critica mucho este asunto, que sin duda tiene aspectos negativos, pero no todos negativos.
Para entender las razones, tanto positivas como negativas hay que comprender la situación de los grupos nacionalsocialistas en el mundo actual.
Los pequeños grupos nacionalsocialistas están o bien prohibidos, siempre perseguidos, y rodeados de un mundo degradado absolutamente contrario de la forma de vida propia, no solo en política sino en la manera de vivir, en la esencia misma del ser humano.
En estas circunstancias la Comunidad de lucha no solo necesita una lucha política sino un combate global, una fuerza espiritual, una voluntad y constancia sobrehumana, pues deben luchar contra todo, y sin esperanza a medio plazo (y pocas en el plazo de vida de un militante).
La MISTICA del Nacionalsocialismo no es solo un tema ideológico sino vivencial, esencial, en este sentido las referencias al momento heroico, al referente histórico, no son fundamentalmente un tema ‘ideológico’ sino una vista a un ‘mundo distinto’, donde los errores, que se aceptan y se denuncian, no ocultan un ‘paraíso perdido’ tan absolutamente distinto al actual que casi se confunde con un ‘sueño imposible’.
De ese modo muchas veces las excesivas referencias al periodo histórico es más un mirar a ‘otro mundo posible’ que una cuestión ideológica o política.
La mera mirada al mundo actual, incluso contando con las soluciones que pudiéramos presentar, es tan sombría y degradada que hunde la esperanza y ahoga la constancia. Da ganas de retirarse a un monasterio aislado donde no podamos mirar el estercolero del mundo actual. Es pues el orgullo de los héroes del pasado, las vivencias del ‘mundo perdido’, el revulsivo para seguir en lucha dentro del estercolero.
Sin embargo, pese a esta necesidad, sin duda muchas veces los grupos NS se pierden en ese ‘ensueño’, de forma excesiva, y pierden con ello el sentido de la realidad. Llega a ser a veces una droga. Es preciso saber compaginar la ilusión de venir de una raza de héroes con la necesidad de plantar bases en el mundo actual para intentar, quizás en un futuro lejano, aprovechar una oportunidad única en remover la basura y salvar a este mundo de la tétrica caverna de la usura y la decadencia.
Quizás con el tiempo las condiciones externas permitan una acción política distinta, espero que entonces esos grupos NS hayan salvado las ideas esenciales de las maniobras tácticas, sepan retomar una coherencia de lucha, y se dejen de mirar en el pasado para luchar en el exterior por el futuro.

LA LUCHA POLITICA ACTUAL Y EL NACIONALSOCIALISMO
Tras aclarar las aportaciones teóricas, ideológicas y culturales, vamos a tratar sobre la aportación política que tiene el NS hoy.
Creo interesante exponer uno de los errores que he cometido en mi larga lucha política. En 1985 critiqué fuertemente a Cedade por mantenerse excesivamente en un NS muy influenciado y anclado en el III Reich, pensé que era posible un NS político, moderno y presentable en España. El entorno político entonces no era aun de represión total, y además había cierta posibilidad de acción política. Mi idea era que los nacionalsocialistas debían asumir la dirección de la lucha política además de mantener una formación interna. Además contábamos con una buena base de camaradas, Cedade tenía mucha gente y buena, era una lástima no intentar algo político NS pero con base actual.
El fracaso fue total y me convenció de dos cosas:
Primero: que los que querían ‘modernizarse’ en realidad querían dejar de ser nacionalsocialistas y abandonar las ideas y estilo totalmente, cuando no dejar la lucha. NI UNO solo de los ‘modernizadores’ siguen siendo un activista NS y la mayoría han olvidado la lucha.
Segundo: que a cambio no han logrado ni el 0,05 de votos…. ni nada de nada. O sea que como dijo el fundador de CEDADE, Jordi Mota, no es que los nacis se vendieran a lo táctico, es que se regalaron. No se logró nada, y a cambio las ideas, la ética y la cultura se desmoronaron, los skins tomaron el ambiente nacionalsocialista en los años 80, la más absoluta incultura y un politiquerio lamentable… y los grupos que salieron de aquellos ex-cedades ‘modernizadores’ derivaron rápidamente a grupos de la derecha nacionalista, alejados del estilo e ideas auténticamente revolucionarios.
En poco tiempo comprendimos que las bases esenciales se iban a perder totalmente en el maremágnum de tácticas y propuestas pensadas para ‘agradar’ a la gente y no para ser coherentes con una concepción del mundo global alternativa.
Además la represión actual contra el nacionalsocialismo es enormemente superior a la de 1980, y no solo por la aparición de las nuevas leyes liberticidas de la democracia, sino por la enorme decadencia moral de la gente y la masiva propaganda mental que lleva a una situación en la que tratar hoy como NS una acción política es imposible.
Por tanto hay que asumir los hechos, hoy, aunque en un futuro, bajo otras circunstancias de cambios sociales graves, las consecuencias puedan ser distintas. Pero hoy, ahora, de lo dicho se desprenden dos consecuencias claras:

1- Es preciso que se mantenga un núcleo Nacionalsocialista puro y duro, sin concesiones ideológicas, retomando la cultura, el arte, la ética, las formas educadas y nobles, el estilo impecable, el recuerdo de nuestros héroes. No dar concesiones por tácticas populistas ni menos electorales. Dedicarse a la formación no solo política sino humana y a la edición y difusión de ideas, no de ‘soluciones actuales’, que son utópicas en este entorno actual. Anular las malas formas entre los que se quieren auto-titular ‘nazis’..
Con ello se evita la deviación por tácticas, por las influencias sociales y de la propaganda que insensiblemente nos afecta a todos por poco que nos dejemos llevar por el ‘gusto común’. Una ruptura radical con el entorno social es precisa para defenderse de esas influencias masivas, pero nuestra ruptura no es sectaria, no pretendemos ‘separarnos’ o ‘vivir aislados’ sino ‘combatir’ al sistema en todo.

2- Dado que no es posible por ahora una acción política electoral o social como nacionalsocialistas, debemos ser muy generosos y ayudar sin reparos, ni exigencias de contraprestaciones, a todos aquellos que combaten al sistema, con la única condición de que lo hagan desde una ética y estilo mínimamente decente (sin exigir mucho por otro lado), pero sin que caigan en formas infectas, apoyo a sionistas o caer en la derecha reaccionaria, en cuyo caso nuestra ruptura con ellos debe ser total.
Este apoyo debe ser personal, más que colectivo, o sea sin que el nacionalsocialismo como tal se vea implicado en ese apoyo, tanto para evitar dañar la lucha anti sistema de los demás como para evitar que el NS se vea afectado por actitudes o posiciones ideológicas-tácticas que no sean coherentes con la ideología correcta.
Esta generosidad es a menudo mal comprendida, y no valorada dado que debe ser anónima, pero nuestra lucha es generosa, no interesada, si alguien quiere combatir el sistema para ‘salir en la foto’ ya tiene en ello su recompensa material, mientras que un buen NS solo busca la recompensa ética y de honor personal.

Quien no lucha por sus ideas, o es que sus ideas no valen nada o es él quien no vale nada

2 comentarios:

  1. Buen texto, como siempre Ramon Bau muy certero en sus juicios solo me quedo una pregunta en el punto tercero habla de los crimenes del III Rech??...como bien dice es positivo negar lo negativo, revisar los errores, pero eso de crimenes???...No me lo explico puesto que se deben de ver esos supuestos crimenes desde el punto de vista de la epoca y no con la mirada actual...En fin a que se habria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Camarada. Espero que entienda algo, y es que el Tercer Reich y sus mandos fueron seres humanos, por ende falibles. Y la politica seguida por el Tercer Reich hacia los judios hacia el final de la guerra fue un crimen, se internaron personas ancianas y niños que no representaban ningun riesgo para el Tercer Reich, a sabiendas de las condiciones de los Campos. Yo como NS puedo explicar tales medidas, pero eso no les confiere el estatus de justo moralmente. Me entiende? Se que resulta chocante el asunto y entiendo sy reluctancia al mismo, pero nuestro compromiso es para con la Verdad, aun cuando esta nos sea adversa. No podemos sostener una lucha contra la mentira desde una base similar. Debemos oponer la Verdad ante la Mentira y es deber nuestro empezar por nosotros mismos. Por eso nuestra lucha es Etica, una lucha de Valores independientes de un sistema. Debemos luchar por la Verdad no para limpiar al NS de mentiras, sino que se debe luchar porque la Verdad asi lo merece. Saludos.

      Eliminar