jueves, 19 de marzo de 2015

La Ayuda Social en el Tercer Reich

LA AYUDA SOCIAL EN EL III REICH


Han pasado más de 80 años desde que el III Reich implantó sus propuestas comunitarias, la técnica ha mejorado infinitamente, y habría de esperar que casi nada de las medidas de ayuda social que entonces se aplicaron fueran ya hoy en día necesarias, o ya estuvieran aplicadas.
Si analizamos las medidas de ayuda social en Inglaterra o USA de 1933 veremos que hoy en día ya no tienen sentido, están superadas totalmente.
Sin embargo resulta que las medidas de ayuda social esenciales del III Reich no solo no se aplican hoy en día sino que son precisamente más necesarias hoy que nunca.
Para comprender la razón de esta situación es preciso entender que la Idea fundamental Nacionalsocialista es que no somos individuos aislados, individuos que por un contrato social estamos en un Estado, solo por el pasaporte. La idea de Comunidad popular es la base de todo el NS, y por tanto la ayuda comunitaria era algo que tenía prioridad absoluta frente al individualismo.
Vamos a fijarnos en 4 facetas concretas de entre la enorme labor de ayuda socialista realizada en el III Reich, medidas que serían hoy en día muy necesarias, y que no se ponen en marcha nunca en las sociedades capitalistas precisamente porque su esencia es Nacionalsocialista.

1- LA AYUDA VECINAL
Actualmente en todo occidente puede estar tu vecino de piso con graves problemas y tú no solo no saberlo sino que si lo sabes tampoco harás nada.
El individualismo actual hace que la vecindad sea solo un tema de compartir cercanía, no de Comunidad.
Con la llega del Nacionalsocialismo, incluso antes de alcanzar el poder, se estableció una nueva dimensión de ‘lo vecino’, como la parte más cercana de la Comunidad popular.
Cientos de miles de alemanes se apuntaron a la ‘Ayuda vecinal’, de forma que en cada manzana de las ciudades, en cada agrupación de casas de pueblos, se formaron comités de ayuda vecinal del NSDAP.
De forma voluntaria decidieron ayudar a los vecinos con problemas que pudieran ser solucionados, o al menos suavizados, mediante ayudas personales de los vecinos, temas como hacer compañía a ancianos, cuidar a hijos menores, pasear al perro de enfermos, llevar alegría a niños con padres trabajando, embellecer el entorno vecinal, etc… no se trataba de sustituir otras ayudas oficiales ni de contribuir con dinero, sino con ayuda personal.
Esta actuación por sí sola soluciona una enorme cantidad de pequeños problemas de la gente, especialmente en personas mayores, enfermos, mujeres en estado o familias numerosas.
Hoy esta actuación sería posible y muy necesaria pero el individualismo que fomenta el sistema y la falta de voluntariado socialista lo impide.
No es algo que se pueda pagar o sustituir con dinero, muchos casos no necesitan más que ocupación de tiempo y amor al necesitado.
Otra función de la Ayuda Vecinal era comprobar si la necesidad era real, y, si no se podía solucionar con la mera ayuda vecinal, elevarla a las otras organizaciones oficiales del Estado.

2- LA FUERZA POR LA ALEGRIA (KdF)
Se trata de la más singular actuación en el mundo del Trabajo, que hoy ni sindicatos ni patronos llevan a cabo.
La idea era que los lugares de trabajo fueran fuente de alegría y de compañerismo, no lugares sórdidos o meramente de producción.
Por ello se formaban cientos de miles de ‘Cuadrillas de Empresa’, donde debían integrarse no solo trabajadores sino los ingenieros, técnicos y dirigentes de cada empresa, e implementaban mejoras en aspectos muy especiales, por no estar ligados a ‘aumentar’ el rendimiento del trabajo sino la calidad de vida del trabajador y la camaradería entre los trabajadores:
-    Estética y limpieza del lugar de trabajo. No solo la legalmente exigible, sino añadir flores, elementos de decoración, lugares de descanso, facilitar reuniones festivas entre los trabajadores y sus familias, etc…
-    Si la empresa era grande se exigía lugares de deportes y de actividades sociales. Si eran pequeñas se asociaban varias cercanas para acceder a lugares públicos de estas actividades pagadas por las empresas asociadas.
-    Organización de viajes de vacaciones para empleados que hubieran tenido enfermedades o accidentes, mujeres tras el parto o con familias numerosas, necesitadas especialmente de descanso. El KdF se apoyaba para ello en el sistema de ayuda que veremos seguidamente, que facilitaba personal voluntario para sustituir a esos trabajadores durante un cierto tiempo.
Lo fundamental del KdF es que no se buscaba mayor rentabilidad con estas medidas, no era un medio psicológico para mejorar la producción como ahora se orientan a veces estos temas de ambiente empresarial. Y que en estas medidas se unían todas las clases sociales y económicas de la empresa, no era un tema de ‘clase’ sino de comunidad de trabajo.

3- EL AÑO DE TRABAJO SOCIAL
Cuando en España se eliminó el servicio militar obligatorio, nadie pidió que a cambio se dedicara ese año de tiempo a trabajos por la Comunidad. Lo más curioso es que los partidos llamados ‘socialistas’ y marxistas eran los más opuestos esa idea, para favorecer el egoísmo de la gente que no querría ocuparse de ayudar a los demás.
En el III Reich se creó primero de forma voluntaria la ayuda a la Comunidad y después se establecieron normas de ayuda de un año a la Comunidad de forma necesaria para obtener permiso de trabajo y derechos de ciudadano. Era tanto para hombres como para mujeres.
Los estudiantes lo podían hacer en periodo de vacaciones, pero era obligado a todas las clases sociales.
Los trabajos asignados debían ser no remunerados y no debían dar beneficio a ningún ente privado.
Principalmente las ocupaciones era tres:
-    Ayuda a las cosechas en el campo o a las familias campesinas con hijos en sus tareas durante la época de gran necesidad de trabajo. Cuidar de los hijos o de las tareas de casa o trabajos en el campo directamente.
-    Obras públicas de limpieza de bosques o de roturación de campos, secado de pantanos, conservación de caminos vecinales, restauración de casas viejas o edificios singulares, etc.
-    Colaboración con el KdF y el NSV en las ayudas a familias con enfermos, familias con muchos hijos o mujeres en parto.
No solo se lograba con ello ayudar a las necesidades sociales para las que no había fondos posibles para tratarlas por encargo comercial, sino que se quería obtener dos objetivos socialistas:
-    Gentes de las ciudades  y estudiantes conocerían la vida del campesinado, y el trabajo manual.
-    La ayuda personal hace que los jóvenes aprecien más en adelante a las gentes de su pueblo, de su nación, vean sus necesidades y su forma de vida.

Hitler dijo en el discurso del 1 de mayo de 1933: "No es útil el explicar al obrero su importancia, el demostrar al campesino la necesidad de su existencia, el ir al intelectual, al trabajador mental para hacerles ver la importancia de su cometido y de su labor. Lo necesario es enseñar a cada clase social la importancia de la otra. Y así es preciso que vayamos a las ciudades a proclamar y anunciar la necesidad y la esencia del campesino alemán, que salgamos al campo y vayamos en busca de nuestra intelectualidad para hacerle ver la importancia de los obreros y trabajadores alemanes. Vamos a ver al obrero y al campesino para ensenarles que sin la inteligencia alemana no hay vida alemana; que todos ellos juntos deben formar una gran comunidad: inteligencia, frente y puño, obreros, campesinos y ciudadanos".
En este año de trabajo socialista se aprendía esta lección de conocer a las demás partes del pueblo y su importancia.

4- LEY DEL 3 MAYO 1933, ASISTENCIA SOCIAL NS (NSV)
Del NSV, nacido casi junto a la toma del poder del NS, vamos a exponer especialmente una labor que hoy tendrían también gran utilidad:

El “Auxilio Madre-Niños” que solo en 1934 tuvo 100.000 voluntarios.
Tener una familia con varios hijos es sin duda un trabajo enorme para la madre, especialmente si es además trabajadora industrial o campesina.
El NSV organizaba vacaciones para estas madres y sus hijos, haciendo que jóvenes se ocuparan de los trabajos de ellas en este tiempo de descanso, o se ocuparan de los hijos pequeños para dar tiempo vacacional a las madres.
Así mismo ayudaban a mujeres en estado que sufrían mareos o estaban imposibilitadas para afrontar el trabajo del hogar.
Hoy en día tener muchos hijos no es solo un problema económico (provocado sobre todo por el precio disparado del hogar que ahoga con sus hipotecas la economía familiar y reduce el espacio de los pisos al mínimo), sino que es un problema de ‘egoismo’ de la pareja frente al trabajo y esfuerzo de cuidar una familia numerosa. El NSV trató con éxito de apoyar a las familias para tener hijos sin estar tan ahogadas de trabajo.

Otra faceta del NSV que en España no sería tan vital dado nuestro clima, fue el “Auxilio de Invierno” (WHW) que nace en septiembre de 1933, recién tomado el poder el NS. Pero en Alemania, con un frio invernal intenso en muchas zonas, las familias que tuvieran escasez de carbón o medios de calefacción y abrigo sufrían graves problemas.
Se recogían enormes cantidades de ropa de abrigo cedidas por parte de la población para ser entregadas a los necesitados de ayuda. Y el servicio de ayuda vecinal detectaba las familias que no podían abordar los costes de calefacción necesarios y el NSV aportaba medios para ello.

La idea es que en el nacionalsocialismo no se puede aceptar ver a gente tirada en la calle pidiendo limosna: O son vagos o tramposos, o son realmente necesitados, y en ese caso la Comunidad no puede aceptar que queden en esa situación ante la ignorancia o el desentendimiento de la gente.
En una Comunidad popular la ayuda social no es una caridad (Caritas) sino una necesidad, pero sabiendo que el Estado no siempre puede acceder a todos los casos o conocerlos, el sistema de voluntariado y trabajo socialista gratuito es una de las grandes soluciones de ayuda comunitaria NS.


No hay comentarios:

Publicar un comentario