martes, 17 de marzo de 2015

Las Traiciones de Otto y Gregor Strasser

LAS TRAICIONES DE GREGOR Y OTTO STRASSER



Durante años he visto como algunos pretendidos radicales de ‘socialismo’ teórico, pues el real es el que efectuó Hitler, el Comunitario, el que ayudó al pueblo a vivir mejor, y no solo materialmente sino como Comunidad de sentimientos, de apoyo mutuo y de arte y cultura para el Pueblo, muchos de ese tipo de ‘socialismo radical’ hablan de los hermanos Strasser como su ejemplo.
Por ello y de forma resumida quiero reseñar algunos temas de esa pretensión:

1- Gregor Strasser como NS unido a Hitler

Mientras Strasser estuvo con Hitler en el NSDAP no hubo problemas, aunque su posición era más radical en el socialismo porque él era el encargado de Hitler en la región industrial del Ruhr y el norte de Alemania.
Sin duda había diferencias ente ellos pero más de poder dentro del Partido que de ideología.
El tema es que Hitler no quería ‘repartir pobreza’ como hacía el comunismo de la URSS, una igualdad en la miseria, sino que quería repartir riqueza, progreso. El modelo soviético de economía era un desastre, y lo fue siempre hasta el fin de la URSS. Hubo en todo caso ‘progreso’ del Estado, de su ejército o poder, pero no del nivel de vida del pueblo, ni siquiera `para moverse libremente.
Mientras esas diferencias fueron solo de ideas o planteamientos, no hubo problema con Gregor Strasser, pero el tema ya fue diferente cuando pretendió el mando del NSDAP, y mucho más cuando lo pretendió de forma absolutamente inmoral.

2- La traición absurda de Gregor Strasser aliado con la derecha militar

El enorme error de Gregor Strasser y su crimen por orgullo fue su alianza con el Jefe del Ejército, Schleicher, militar de la derecha reaccionaria, un personaje Anti Hitler, que pretendía un gobierno militar-civil que parase los pies al NSDAP de Hitler.
Schleicher consiguió ser nombrado Canciller por el Mariscal Hindenburg (El Presidente de la República). Y desde ese cargo preparó una conjura muy bien organizada por Zehrer para deshacerse de Hitler desde la derecha y con apoyo de esa ‘izquierda’ descontenta de Strasser.
Kurt von Schleicher, que ya había engañado y torpedeado a tres de sus superiores de la Reichswehr para alcanzar el poder, entretanto había apartado a un lado también a Papen y había logrado convertirse en Canciller.
«Si funcionaba, originaría una reacción en cadena, un castillo de fuegos artificiales de intrigas y fraccionamiento de partidos. La idea de Zehrer consistía en formar tras Schleicher, un nuevo Frente Nacional que se apoyaría en los sindicatos y los dirigentes y que se extendería desde el socialdemócrata Theodor Leipart hasta Gregor Strasser y sus nacionalsocialistas del norte de Alemania. El fornido y espaldudo Gregor Strasser había sido desde siempre el rival de Hitler en la lucha en favor de las masas.
Schleicher estaba dispuesto a ofrecer a Strasser el cargo de Vicecanciller, si éste daba su conformidad a que Leipart ocupara en el mismo gabinete un puesto clave. Y ahora venía la gran novedad: parecía que Strasser había picado. Estaba de acuerdo en ir a hablar con Schleicher”.
Goebbels, al tratar del encuentro entre Strasser y Schleicher, escribe en su libro referente a aquella época: (Joseph Goebbels, “Vom Kaiserhof zur Reichskanzlei”):
«"Por azar, nos enteramos del motivo verdadero de la política de sabotaje de Strasser: el domingo, al anochecer tuvo una entrevista, en el curso de la cual el General le ofreció el puesto de vicecanciller”.
Como puede verse se alió con la Derecha militar, pese a su fama de ‘izquierdas’ con tal de lograr el poder.
Cuando Hitler se entera de ese plan efectuó una maniobra de gran riesgo pero definitiva: Hitler, convocó una sesión extraordinaria de jefes del NSDAP, y les pidió que escogieran entre Strasser y él. Si elegían a Strasser él formaría otro partido. De esa forma impuso el todo o nada y quiso saber qué apoyos tenía ese plan en el NSDAP.
La mayoría absoluta del Partido se decidió por Hitler, y a consecuencia de ello Strasser salió del partido, exactamente como había esperado Schleicher.
Pero lo que no esperaban ni Strasser y Schleicher es que salió casi solo. Ninguna parte importante del Norte de Alemania le siguió. Esto es lo que Schleicher no previó, creyeron que parte importante del NSDAP le seguiría pero no fue así, y eso destruyó la posibilidad de debilitar al NSDAP.
Sin embargo la conspiración no acabó aquí. Schleicher preparó un golpe de estado militar contra Hitler en 1933, poco antes de que Hitler lograse ser nombrado Canciller.
Schleicher se entrevistó con Hindenburg y le reclamó decretar el estado de excepción y que el ejército tomase el poder, disolviera el NSDAP y formase un gobierno ‘democrático’ de derechas, plan apoyado por los gobiernos de Francia e Inglaterra, que a cambio prometían suavizar las medidas del Tratado de Versalles.
Hindenburg indicó que para ello habría que enfrentarse a las SA, a 5 millones de SA perfectamente organizados, y eso implicaba una guerra civil. No aceptó el plan y además el mando militar consideró la propuesta de Schleicher impropia de un militar.

3- La ejecución ilegal de Gregor Strasser

Como puede imaginarse el NSDAP tomó buena nota de la traición de Strasser y Schleicher y su trama para destruir el NSDAP…
Pero pese a ello al llegar al poder no se tomaron medidas contra ambos conspiradores. Hitler no quería venganzas, y casi no las hubo.
Por ello desgraciadamente, ya en el poder Hitler, aprovechando el intento de golpe de Estado de Roehm, sin permiso ni orden de Hitler, se fusiló a Schleicher y a Gregor Strasser, por venganza tardía por la intriga que aquél había urdido, dos años antes, en unión de Schleicher.
Creo que Schleicher y Strasser merecían un juicio y la pena adecuada por su traición, pero sin duda sus asesinatos sin juicio fueron un acto lamentable.
El Ejército no protestó por la ejecución de Schleicher que ya había sido catalogado como golpista y había perdido su honor militar.

4- La traición miserable de Otto Strasser

Por supuesto el hermano de Gregor, Otto Strasser no fue molestado en absoluto. Otto había seguido la misma línea ‘socialista radical’ de Gregor pero sin llegar a ningún punto golpista.
Lo más significativo es que Otto Strasser se exiló a USA, no se fue a la URSS izquierdista sino a la super-capitalista USA. Una vez más, Gregor se alió con la derecha militar reaccionaria y Otto fue a exilarse al capitalismo.
Y lo más repugnante es que allí, en USA, durante toda la guerra se dedicó a hacer propaganda contra Alemania, no ya contra el NS sino contra su Patria y Pueblo. Y no lo hizo a favor de la URSS ni del comunismo, sino del capitalismo aliado occidental.

ENSEÑANZAS

Los gobiernos ‘democráticos’ no dudan en apoyar golpes militares contra los que ganan elecciones si les convienen y les molestan en sus planes plutocráticos.

Los que tanto se afanan en ser radicales no recuerdan que lo que es ‘radical’ es mantenerse en pie, sin ceder a las ambiciones de votos, poder o dineros. Tantos camaradas ex cedades que luego se han lanzado a la derecha reaccionaria, saludándose con sionistas, aliándose con gentes que en Cedade no hubiéramos ni saludado, buscando dineros y tranquilidad ‘legal’, miedo simplemente.
Y tantos que gritaban ‘socialismos radicales’ y que luego se han ido a su casita a vivir sin problemas cuando la persecución ha acuciado a los Nacionalsocialistas, para seguir escribiendo en internet como si fuera el mundo real.

Venderse por votos, por miedo, por dinero… ese es el radicalismo que muchos practican

No hay comentarios:

Publicar un comentario