martes, 17 de marzo de 2015

Los Valores NacionalSocialistas y la Religion

LOS VALORES NACIONALSOCIALISTAS Y LA RELIGION


El Nacionalsocialismo es una Cosmovisión basada en Valores, y cuando hablamos de ‘Valores’ superiores estamos pensando normalmente en el Honor, el Coraje, la Verdad (que incluye respetar la Razón y la Lógica sin olvidar otros Valores), el Sacrificio, el Trabajo, el desprecio al Dinero, el Arte y Cultura, la Dignidad, amor a la Naturaleza, etc.… todos ellos Valores que si faltan a alguien, esa persona no puede llamarse Nacionalsocialista.
Y a menudo nos podemos preguntar por otros temas que no aparecen en la lista, como la Religión.
En el ambiente Nacionalsocialista hay siempre un debate enfrentado, y poco entendido en general, en el tema religioso, de forma que existen tanto camaradas religiosos como los que sin serlo tienen un sentimiento de rechazo al racionalismo excluyente de otras capacidades humanas y a un materialismo económico o utilista.
Por otro lado nuestro arte europeo está repleto de referencias y esencias religiosas, de forma que parece que sin captar esa esencia perdemos la Tradición y el Arte europeo como camino a nuestra elevación. Es pues preciso comprender como incluimos ese tema de la Religión y ese sentimiento anti materialista en la Cosmovisión Nacionalsocialista en nuestra Concepción del Mundo.
La misma palabra ‘Religión’, de ‘Re-Ligare’, nos exige la creencia en un Dios con el que debemos ‘relacionarnos’, es pues una ‘apuesta’ sin duda por la existencia de un Ser divino, con el que además tenemos una necesidad de relación, y por tanto unos deberes y unas creencias dadas por ese Dios. La Religión no exige necesariamente una Iglesia, una organización que aúne esa relación, pero si un Dios concreto con el que se establece la relación, sea comunitaria o individual.
Por supuesto una ‘Religión’ que acepte y concuerde con el resto de Valores esenciales del Nacionalsocialismo es totalmente compatible con nuestra Cosmovisión del Mundo.
El tema de la posición político-social de las Iglesias no tiene en ese caso importancia, en tanto son sociedades humanas, y solo influyen en la Religión cuando tratan de los temas referentes a sus Valores esenciales, no en sus posiciones políticas, sociales, humanas, etc…  que son temas puramente del aspecto no religioso, y en ese ambiente las Iglesias son solo asociaciones que deben cumplir las normas del Estado.
Por tanto establecer como ‘Valor’ esencial del Nacionalsocialismo la ‘Religión’ sacaría de su entorno a todo ateísmo, paganismo o agnosticismo, aunque cumplieran los demás Valores esenciales de nuestra Raza. Es en este sentido que el NS no está ligado a ninguna ‘Religión’, aunque respete a todas las que cumplan sus Valores.
Tenemos pues en la Religión un Valor claramente Nacional-Socialista pero no obligatorio, no excluyente como pasa con los otros Valores. La religiosidad es apreciada como una cualidad o valor deseado pero no como el único camino ni el valor necesario para poder ser Nacionalsocialista.
El problema es cómo llamar al anti-materialismo, a ese sentido de la Vida elevado, no solo ligado a lo material, pero sin necesidad de una creencia en un Dios como tal. Llámese agnosticismo, panteísmos, paganismo o simplemente ese sentido de la vida.
Si hace 70 años hubiéramos asignado a ese Valor no religioso, no ligado a la creencia en un Dios, pero de visión elevada y anti materialista con la palabra “Espiritualidad” hubiéramos podido aclarar el tema.
Desgraciadamente el mundo moderno ha prostituido un montón de palabras, de forma que su uso actual debe ser, o bien evitado si se expone en general a la gente, o explicado muy claramente cuando se habla a un círculo cerrado donde una explicación puede llegar a ser entendida.
Una de esas palabras prostituidas por el Sistema es ‘Espiritualidad’, hasta un punto alucinante.
Hace unos pocos años fui a ver una película de un ‘Ciclo de Cine Espiritual’, la película trataba de la vida de una Santa histórica, que fue monja. La película la presentaba un sacerdote y en cambio el director de la película era un siniestro personaje anti religioso. A media película abandoné el cine puesto que presentaba a la Santa como semi lesbiana unida a otra monja. Lo más significativo es que como digo era un ciclo ‘espiritual’. Hoy ‘espiritual’ es Mandela o el iluminado que ve visiones gracias a la droga. Se llama Espiritualidad al yoga o al culto al demonio, las creencias más neuróticas y disparatadas se titulan bajo ‘espiritualidad’.
Es más, hoy se confunde de forma intencionada Espiritualidad con Espiritismo, con la quiromancia u otras prácticas similares.
Por ello es difícil encontrar la palabra adecuada de uso normal que refleje el Valor Nacionalsocialista que reconoce en el hombre unas potencias no solo materiales y racionales, sino sensibles, la búsqueda de una elevación por encima de lo meramente material, de forma que el ser humano, ya sea por el Arte, la Cultura, la Religiosidad, el Conocimiento, la Sensibilidad, etc., lucha por elevar su calidad, superar su nivel, deseos y aspiraciones puramente biológicas.
Así pues ese camino, que no exige Dos y por ello no es una Religión, si lo queremos titular como ‘anti-materialismo’, no es realmente aceptable pues todo Valor no es algo anti sino pro.
Llamémosle pues ‘elevación de espíritu’, aun aceptando que las palabras no siempre reflejan la realidad profunda del tema.
Vemos pues que existe dentro de la Cosmovisión Nacionalsocialista una vía Religiosa o también una vía de ‘elevación de espíritu’ no religiosa, ambas no obligadas pero ambas aceptadas y promovidas como caminos humanos nuestros.

EL NACIONALSOCIALISMO FOMENTA LA ELEVACION DEL SER HUMANO
Nuestra Cosmovisión del mundo N.S. favorecerá toda actividad humana que tienda a la elevación personal, a superar el materialismo económico, la visión de la vida como mera satisfacción de deseos personales materiales.
La lucha contra el egoísmo y de esa forma contra el dominio de lo material frente a las sensaciones y aspiraciones que no se basan en el deseo material puro sino que tratan del aspecto sensible y profundo del ser humano.
En esta línea apoya la religiosidad de los que buscan por ese camino la elevación de Valores, de la misma forma que apoya aquellas actitudes no basadas en un Dios que buscan los mismos Valores.
Al Amor y respeto a la Naturaleza puede llegarse tanto por consideraciones religiosas como paganas o agnósticas, etc…
Tanto el Arte religioso como el no basado en sentimientos religiosos son ambos caminos de superación y de formación humana.
El respeto a las creencias religiosas que se fundan en nuestros Valores es una norma de Estilo, de la misma forma que el respeto a las creencias naturales no religiosas o a las dudas agnósticas, etc… siendo aceptable el debate pero dentro de unas formas no agresivas, ni excluyentes ni insultantes.
Solo cuando podamos vencer al Sistema, destruir su lenguaje y su mentalización, podremos quizás recuperar la palabra Espiritualidad para nuestro propio significado.

¿LAICISMO?
Una vez más el problema es que significa esa palabra, que como las palabras ‘democracia’, ‘socialismo’ o ‘ecología’ están totalmente prostituidas por el Sistema.
Si por Laicismo se entendiera que el Estado no es Confesional, o sea no es una teocracia ni adopta una religión como la oficial, el laicismo sería una posición correcta. Pero no es ese el sentido que se difunde y se entiende hoy por esa palabra.
Lo que actualmente se llama sociedad laica es, en el mejor de los casos, una sociedad que no acepta la religiosidad como camino que debe ser apoyado ni considerado beneficioso para el pueblo. O sea el laicismo es una neutralidad ante todo Valor, un relativismo más del Sistema.
Pero realmente el Sistema lleva el Laicismo a una actitud claramente anti religiosa, que es perfectamente coherente con su deseo de materialismo y economicismo, junto al total relativismo moral que pretenden implantar.
El Nacionalsocialismo no apoya una sociedad confesional ni acepta el relativismo anti religioso del sistema actual, que se titula ‘laico’.

No hay comentarios:

Publicar un comentario